De cero a mil entre rupturas y reconciliaciones

POR CHARLY COMPEÁN

“Ayer peleamos y volvimos a cortar”.

“Ya nos reconciliamos”.

Pelea → Ruptura → Reconciliación → Repetir

Vivir este ciclo de rupturas y reconciliaciones es de lo más común, sobre todo en nuestras primeras experiencias románticas, aunque puede seguir ocurriendo a lo largo de nuestra vida amorosa. Pero, ¿por qué es tan frecuente y por qué algunxs nos “volvemos adictxs” a esta dinámica cuando la vivimos?

Recapitulemos juntxs una historia de amor; la mía, quizá la tuya y la de muchxs…

Chica conoce a chico, se enamoran y se piensan juntos en un “y vivieron felices para siempre”. Después de un tiempo sin mayor problema, de repente descubren que el otro no es como lo imaginaban y la promesa de felicidad eterna está en riesgo: se siente una falta de atención, ya no están los detalles del inicio, ya no hay ese esfuerzo extra por demostrarle al otro que su amor es digno para luchar por él… ¿Hay alguien más?, ¿dejó de amarme?, ¿ya no le gusto? 

Entre la desesperación, la angustia y la ansiedad, se confronta al otro y se amenaza con dejarle. Unos días después, vuelven. La relación se siente más fuerte que nunca porque “sobrevivieron” la pelea y, sin pensarlo, esta dinámica como de guerra fría se vuelve costumbre; solo hace falta un pequeño detonante para que la montaña rusa se ponga en marcha nuevamente. Y si a este coctel de adrenalina le agregamos el ya famoso sexo de reconciliación que “premia” estas conductas con el placer físico, ¿quién no querría repetir?

Para este punto, ambos piensan que después de tanto sufrimiento están destinados a estar juntos, porque por algo siguen regresando pero, poco saben que son rehenes de la fuerza centrífuga de un círculo vicioso que se alimenta de su miedo al abandono y dependencia emocional. 

Es así que comenzamos a recurrir a distintas prácticas, como la manipulación y la provocación de celos, para poner a prueba el amor del otro, para sentir que nos recupera y que lucha nuevamente por nosotrxs. Nos volvemos adictxs a este vaivén de emociones porque inminentemente nos regresa al punto de inicio o de enamoramiento de la relación y nos da una falsa sensación de borrón y cuenta nueva. 

¿Te suena algo de esto?

Créelo o no, en este tipo de relaciones (tóxicas, hay que decirlo) ambas partes “acuerdan” implícitamente perpetuar estas dinámicas bajo la creencia de que el amor DEBE prevalecer por encima de los errores, de la violencia, del sufrimiento; literal, que vale la pena. 

Y sí, una relación de pareja se trata de llegar a acuerdos y de negociar términos, pero siempre estableciendo los límites y expectativas de cada quien sin comprometer la naturaleza y la libertad del otro. 

Sabemos que es súper difícil aceptar la idea de una separación permanente en una relación así, quienes la hemos vivido, de verdad sentimos que es imposible, confundimos la pasión con amor y lo sentimos tan profundamente que creemos estar ante el amor de nuestra vida; sin embargo, el amor no debe vivirse desde la angustia ni la ansiedad, y sí siempre desde la libertad y el respeto.

Si esto que describo se parece a tu relación y quieres terminarla, busca a tus redes de apoyo (familia, amigxs) o escríbenos. Por lo pronto, te dejo algunos puntos que te pueden ayudar: 

  • Corta completamente la comunicación para evitar una reconciliación a futuro, no dejes que la soledad invalide tu decisión.
  • Vive tu duelo, despídete de esa relación (no tiene que ser presencialmente) y de las ilusiones y expectativas que tenías de ella.
  • Sana y permítete vivir tus relaciones en paz.
  • Trabaja en tu autoestima, supera tu miedo a la soledad y al abandono. 
  • Deshazte de la idea de que el amor de tu vida es una persona; el amor de tu vida es todo el que das a lo largo de tu existencia y lo puedes depositar en varias personas.
  • Pierde el miedo a terminar una relación cuando ya no encuentres felicidad ahí y comenzar de cero con alguien más. 

Si quieres escuchar más del tema, escucha el episodio TOXIC en nuestro podcast:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s