El amor lo puede todo

POR MARÍA FERNANDA MARTÍNEZ

El mito del amor omnipotente, generador de violencia en el noviazgo.

Netflix compartió a través de un comunicado que la producción The kissing booth, una película para público adolescente, es una de las más vistas durante 2020 en su plataforma, con una audiencia de más de 46 millones de jóvenes. 

Cuenta la historia de una chica de secundaria que se enamora del hermano mayor de su mejor amigo. En la trama se muestran constantes vaivenes entre los dos personajes que se resisten a la atracción que sienten el uno por el otro y, en consecuencia, canalizan sus sentimientos de formas poco sanas: celos, mentiras, manipulaciones o trucos para conseguir una reacción en el otro. La historia termina, como muchas otras historias, con un final feliz, como de cuento de hadas. 

Los referentes culturales que todos los días nos envían un mensaje tergiversado de las relaciones de pareja entre adolescentes son una alerta inmediata para hablar de violencia en el noviazgo. 

Según un estudio del Instituto de la Mujer, en Colombia sobre Amores tempranos y violencia en el noviazgo, 9 de cada 10 adolescentes está de acuerdo con la frase “El amor todo lo puede”, una idea nociva del amor romántico que están profundamente arraigada en los adolescentes en Latinoamérica y puede traer grandes consecuencias de violencia en las primeras relaciones amorosas en sus vidas. 

Los códigos refuerzan el sufrimiento y la violencia como algo normal en el amor, pues es parte del “soportar” a la “media naranja”. Así normalizamos que en pos del amor debo aceptar abusos o malos tratos.

Para los y las adolescentes (y para muchas mujeres adultas también), el amor lo puede todo, y con este mito podemos excusarnos para no modificar determinados comportamientos o negarnos a ver violencia donde sí hay violencia.

Identificar los mitos creados entorno a este amor es imprescindible para prevenir las relaciones tóxicas basadas en la desigualdad, pues está comprobado que las mujeres muestran una aceptación significativamente mayor a mitos del amor como que es omnipresente, ideas de exclusividad y  fidelidad, además del matrimonio.

Debemos observar cuál es el rol asignado a las mujeres en las relaciones y reconocer que en la gran mayoría de los casos nos  ubica en una posición de vulnerabilidad ante la violencia. 

Si bien las y los  adolescentes pueden reaprender antes que las y  los adultos, debemos deconstruir el mito, aprender que no la pareja no es una posesión y cambiar el rol que socialmente nos inculcaron, pues no estamos destinadas a la subordinación del otro y sino a una relación de pareja; uno al lado del otro. 

Debemos buscar una posición de igualdad en todo escenario, también en el amor. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s